NoticiasProfesiones en los esports: Entrevistamos a Tomás Soto, coach de FIFA20

7 marzo, 2020

Coach, instructor, entrenador… se puede llamar como quieras, pero la figura del coach en los esports cada vez es más determinante en una plantilla consolidada de cualquier tipo de disciplina. Como cualquier otro deporte, la figura del entrenador es esencial a la hora de carga en la toma de decisiones, de ejercicios mentales, de conocimiento táctico del juego entre muchísimas otras perspectivas que pueden abarcarse.

Tomás Soto García es uno de los coachs canarios de más renombre en las islas. Está finalizando sus estudios de grado en Derecho y se define como amante del deporte de la música y también de los propios esports. Pero sin duda, algo que le define profundamente, es su trabajo como coach de FIFA20 en la sección de esports de UD Las Palmas.

Hemos estado hablando con él, en una etapa que para su equipo está siendo esencial en su disciplina base -FIFA20-.

Antes que nada, enhorabuena por ese primer puesto de UDLP en el Primer Torneo online de eLaLigaSantander. ¿Cómo lo ha recibido el equipo?

Pues puedes imaginarte. El club acaba la pasada temporada como subcampeón de eLaLigaSantander y las expectativas eran altas. Al comenzar el primer Kick Off y no estar entre esos 16 mejores nos llevamos un duro golpe, pero decidimos ponernos a trabajar y a preparar bien el torneo online y conseguimos esa ansiada victoria. Sinceramente, fue el premio ante el trabajo bien hecho realizado.

¿Cuánto crees que ha influido la presencia de la figura del coach en esta victoria?

Pues sinceramente creo que ha influido lo suficiente como para hacernos con el torneo. Está claro que los jugadores son los que ponen las manos y el talento. Pero creo que nuestro trabajo, en cuanto a la preparación previa de las eliminatorias y de los partidos, fue clave en la victoria del torneo.

Eres coach de FIFA20 para el club. ¿Cómo de importante es para ti tener esta figura dentro de un equipo de esports?

Creo que es de vital importancia, más de lo que parece. Quizás uno de los grandes pasos hacia la profesionalización del sector es incluir un staff formado que trabaje junto al jugador para mejorar en todos los aspectos posibles. Ya no solo la figura del coach, sino otras como la del nutricionista, la del psicólogo, y muchas otras que irán surgiendo. Nosotros desde nuestro proyecto estamos implementando estas figuras y los resultados se están viendo.

¿Crees que es una profesión exclusivamente ligada los equipos electrónicos? ¿Qué similitudes y diferencias crees que existen entre un coach de un deporte tradicional y uno de esports?

Existen muchas similitudes sobre todo en el aspecto mental y disciplinar. Pueden haber formas de trabajar que sean análogas y se puedan trasladar de un entrenador de fútbol real a uno de esports. Pero creo también son muchas las diferencias. Empezando porque esto es un deporte individual en el que se compite 1 vs 1 y el fútbol es un deporte colectivo.

Por tanto, yo como coach, me centro en una sola persona (a la hora de jugar, porque realmente trabajo con 7 jugadores de 1vs1) y no en plantillas de 23 como puede ser en fútbol profesional. Creo que son más las diferencias que las similitudes. Pero creo que el papel de coaching es vital también en los equipos de fútbol sobre todo en lo mental. Lo vemos en entrenadores que son grandes motivadores como Jurgen Klopp que hacen de su equipo un bloque sólido y que todos crean en lo que hacen.

 ¿Qué ha supuesto para ti entrar en la industria de los esports en tu ámbito profesional?

Ha supuesto un gran aliciente motivación al de cara a mi futuro. Estoy descubriendo una nueva faceta como gestor de equipos y personas que ya había trabajado en mi pasado, pero nunca lo había hecho a nivel profesional. Y creo que me está yendo bastante bien.

Estoy bastante contento con los resultados pero sobre todo con los trabajos. Cuando tus jugadores confían en ti y tienes el respaldo absoluto por parte de tu directiva todo es más fácil. Y desde la UD depositan toda la confianza en mi. Eso sí, son muchas horas de trabajo. Sobre todo el “trabajo que no se ve” que conlleva el estar pendiente a que en cualquier momento te hablen tus jugadores para consultarte el fichaje de un jugador o el cambio de estrategia o que les ayudes a analizar un partido. Pero vamos, que cuando uno ama lo que hace le cuesta menos hacerlo.

 ¿Cómo estás viendo la escena de los deportes electrónicos en España? En concreto, ¿qué opinas del nivel de los jugadores de FIFA20 españoles?

Pues creo que estamos mostrando un nivel bastante alto. Creo que en España ya habían buenos jugadores y ahora están saliendo muchos otros que están dando el callo. Eso sí, echo de menos una mayor profesionalización en los equipos. No en el nuestro, porque creo que nosotros estamos bastante avanzados en el sector, pero a nivel general extraño las figuras como el coach en muchos de los equipos de La Liga. Muchos jugadores desean tener a alguien que les apoye y les enseñe. Supongo que será cuestión de tiempo.